Blanquito Man: El amor en two tones.

23519200_1537366333021814_9155049349848131265_n.jpg

Después de más de tres años de una batalla incansable, hace dos días Jose Andrés Blanco, Andrew, más conocido como Blanquito Man, se nos fue, Yo no creo que el cáncer lo venció como dicen algunos titulares, Blanquito ganó, siempre ganó. Mi alma duele, porque él representa la voz de una generación a la que pertenezco, a la que le debo mucho de mi alegría. de la que somos y seremos, de aquella Venezuela en tiempos de unidad y amor, del poliedro en el 99, de shows en Espacio, de Los Fabulos Cadillacs, de Danel, de Desorden Público, de los Amigos Invisibles, de Urbe, de los pelos pintados de colores, de Caricuao, de aquel chico con rastas amarillas, sonrisa hermosa, cantando y saltando sobre la tarima como loco con sombreros de arlequín.

A mí que no me vengan a joder, yo el Ska siempre lo sentí en el alma, no fue ni es una moda, para mí, al igual que para mis amigas Mónica, Daya, Meli y Ambar nunca fue una fiebre momentánea, siempre ha sido el alma y escuchar a King Changó siempre fue religión. Nuestro credo era ser rude girls y andar en modo two tones.

Mi hermano de sangre Alexander me avisa por mensaje que vio en el Instagram de mi hermano de alma -Onechot- la noticia del fallecimiento de Blanquito y yo le respondo: No. Eso fue lo único que pude atinar a decir: No. un No rotundo, porque No. Porque no es justo, porque no es válido, porque no y no y punto, porque siempre pensé que él iba a salir de ésta. Sensei.

Sin embargo voy a ser sincera, no es su muerte lo que más me conmueve, es su amor lo que me moviliza. Leo la carta de Candice su esposa y compañera, y el alma se me perfora del dolor. “The honor it is to be with someone who you love so completely with all of your heart, that you just hand it to them – here is my heart.” “El honor es estar con alguien a quien amas completamente con todo tu corazón, que sólo se lo entregas, aquí está mi corazón”.

Qué sentimiento más profundo debe ser sentir que puedes arrancarte el corazón del pecho y entregarlo por un segundo más de su vida, aunque no puedas. Hermosa Candice. Que hermoso Andrew. Más allá de tu música, de tu energía, de tu sonrisa, de tu entrega, de tu dulzura, de tu picardía, qué hermoso que hayas sido capaz de amar y ser profundamente amado.

Amar requiere de mucha sabiduría almítica, los he visto, los he sentido, a ellos los “humanos” que andan por la vida sin esta capacidad, a aquellos que van conectados únicamente a la banda ancha de la superficialidad. Entonces encontrar seres humanos que son capaces de amar, entregarse, y sostener la vida en esa forma preciosa, mi querido Andrew, representa el milagro más profundo, que es la vida en sí misma. Eres vida Jose Andrés Blanco, eres vida en otro espacio cósmico, el cielo, seguramente está de fiesta.

Nosotros te lloraremos mientras bailamos Ska, celebrando tu existencia.

Zuzuku bien Uku Uku.

Anuncios

“Life and death, energy and peace. If I stop today it was till worth it. Even the terrible mistakes that I made and would have unmade if I could. The pains that have burned me and scarred my soul, it was worth it, for having been allowed to walk where I’ve walked which was to hell on earth, heaven on earth, back again, into, under, far in between, through it and above.” Gia Carangi.

f41c752938f2e0cbd638a107fd7f1cb7--gia-carangi-super

MASTERMIND

Captura de pantalla 2017-10-27 a las 19.58.26

Hace unos días Fede Fernandez me invitó a formar parte de una reunión de su proyecto The Talent Emporium en el que participarían varios emprendedores; la verdad, sin saber mucho y confiando en él, acepté sin mayores preguntas.

Un Mastermind es un grupo de personas que cooperan y trabajan juntas, por ejemplo ayer lo que hicimos fue compartir uno de los logros alcanzados en los últimos días y alguna de las incertidumbres que tenemos en nuestras profesiones, empresas o proyectos, esta vez fuimos 10: informática, gastronomía, lencería, desarrollo web, comercio exterior, indumentaria, producción, música, comunicación digital, fueron algunos de los rubros relacionados en ésta, nuestra primera reunión de Mastermind en Argentina.

Mastermind viene de master = maestro y mind = mente  Mente Maestra”. El concepto fue inspirado por Andrew Carnegie, considerado la segunda persona más rica de la historia (revista Forbes).  El grupo Mastermind de Carnegie estaba formado por una plantilla de unos cincuenta hombres, con el fin de comercializar y fabricar acero. El Sr. Carnegie al que el dinero no le faltó, atribuyó toda su fortuna al poder que acumuló a través de su grupo de mentes maestras.

Por ejemplo una reunión de Anónimos es una forma de grupo Mastermind, donde los miembros se reúnen para apoyarse mutuamente en algo determinado, entonces por qué no hacerlo para apoyarnos en nuestra “emprenderiedad” (estos inventos míos).

  • Todos, en mayor y menor medida tenemos experiencia en diversas áreas.
  • Si hay algo que uno va aprendiendo con la vida es que todos los días surge algo diferente.
  • Cada quien posee una atesorada intuición y sabiduría interna.
  • Compartir lo que pensamos puede ser muy nutritivo.
  • Ver los diversos puntos de vista nos ayuda a ampliar el panorama.
  • Cuando es alguien que no conocemos quien nos sugiere una idea, una solución o una forma diferente de ver las cosas, no lo tomamos personal, entonces es más fácil abrir la mirada, flexibilizar el pensamiento y mirar aristas para una solución o una evolución de algo determinado.

Varias personas unidas generan más energía que una solita. A los emprendedores nos pasa que muchas veces nos sentimos solitarios en el camino, a veces tomar una decisión solo depende de nosotros y no siempre es fácil encontrar con quién compartir tus incertidumbres. En el caso de los que tienen socios a veces no resulta tan cómodo hablar algo con ellos, porque no sabemos cómo tratarlo, entonces mientras uno encuentra la forma, contar con un grupo de personas que pueden escucharte y aportar sus puntos de vista, me parece MARAVILLOSO.

fae1b332-5ce0-4e57-8f17-bdea7d25cf1b.jpeg

Con qué me encontré ayer? Con un montón de características que amo que hagan parte de mi vida, como la diversidad, distintas edades, diferentes temáticas, una amplitud de pensamientos, pluralidad, respeto, personas que están al igual que yo, y seguramente que tú, buscando hacer las cosas que aman, crecer, fortalecerse como profesionales y seres humanos. Y lo mejor? Resulta que ahora formo parte de un grupo de personas disponibles para ayudarme a alcanzar el éxito, dar a conocer mi negocio y a los que yo también puedo apoyar. Un Mastermind nos puede aportar recursos y conexiones que antes no teníamos.

Vamos a seguir armando reuniones de este estilo… por ahora en Buenos Aires en las oficinas de WeWork que ya saben que son divinas… así que si te quieres unir, deja tu mensaje o únete a la comunidad de The Talent Emporium.

Sigamos emprendiendo “prendiendo desde adentro” o como dice una de mis canciones favoritas… Manténlo prendido fueeeeegoooo!! Y no lo dejes apagar Fyah!

 

Encontrar tu propósito

Hace unos días les dejé la promesa de entregarles una serie de textos donde explicaría cómo es que ha sido emprender para mí. Hoy me hicieron una entrevista muy linda que me hizo retroceder en mi historia laboral, y recorrer un poco los pasos que me han ido formando hasta llegar al día de hoy.

Encontrar mi vocación, entender qué es lo que me gusta, descubrir en qué soy buena, qué me apasiona, qué deseo, cómo quiero vivir, qué quiero hacer, han sido preguntas que he tenido que responderme para poder vivir de algo que me guste, y que además me vaya bien.

Hay tres partes importantes en esta historia:

Una vez hablando con una amiga que tenía un perfil laboral parecido al mío ella me decía que se sentía perdida porque le gustaba la fotografía, el cine, la producción, escribir, tener un blog y que entonces sentía que no era una sola cosa y por eso no lograba encaminarse, lo que le comenté me sorprendió hasta a mí misma, porque le dije, por qué uno tiene que ser una sola cosa? Por qué no poder integrar en un mismo espacio todo lo que le gusta a uno? Yo estudié letras, trabajé como productora en la radio, hice televisión, cine, comerciales, escribí, trabajé como secretaria del departamento de fotografía del Diario El Nacional y mi jefe Yoyo Castillo, me regaló la oportunidad de aprender fotografía, hasta el punto que terminé haciendo fotos para el periódico que eran publicadas, fui acomodadora de asientos en la sala de cine de la Cinemateca Nacional y entonces pude ver un montón de ciclos de cine japonés, francés, húngaro, español que me volaron la cabeza, dirigí dos videoclips y un par de comerciales para televisión, tantas cosas, tantas veces me reinventé por la necesidad de tener dinero para mantenerme desde los 16, que nunca me dio tiempo de pensar por qué no me dedicaba a una sola cosa, a mi me tocaba ir con la corriente a donde me llevara, y sacar lo mejor de cada una de esas experiencias.

Cuando llegué a Argentina con apenas 10 dólares en el bolsillo, y tuve que empezar de cero, al día siguiente de recién llegada, Camila una amiga me acompañó a llevar curriculum por todo Palermo y San Telmo, entregamos 50 curriculum, y me llamaron de dos lugares uno de ellos me dijo: Vimos tu blog y nos encanta tu perfil, el trabajo es de camarera pero nos gustaría ver si puedes aportarnos algo de creatividad en el Bar. Así comencé en aquel bar, mientras esperaba ahorrar el dinero para el pasaje a Colombia, pero la vida cambió, conseguí un empleo en una agencia de publicidad como redactor creativo y ahí me asignaron una cuenta de Facebook y bueno así me subí a la ola de lo digital.

Sin embargo para cualquier otra persona habría sido una simple estación mientras regresaba a lo suyo: en mi caso era el cine, hasta que una tarde en mi casa de San Cristóbal, me senté y dije qué es lo que quiero hacer, y nació un proyecto que se trataba de unir lo digital, audiovisual, literatura, gastronomía en un solo espacio llamado Puntos Cardinales, un proyecto hermoso, que fue un punto de encuentro de todo lo que me encanta hacer, lo que sentía que podía aportar al mundo, lo que hacía bien, y con lo que, probablemente, podía hacer dinero, ese día bajo el nombre de Puntos Cardinales, encontré mis propósito, hice lo que Steve Jobs narra en una conferencia en Stanford, esa tarde pude conectar mis puntos, y ese fue el principio de una meta, de un sueño, que perdió el nombre en el camino y terminó siendo Caro Clack, y termine encontrando en lo digital el lugar donde todo lo que me gusta hacer confluye.

1

A lo que voy es, siéntate un rato contigo mismo, dedícate un tiempo para entender lo que dice esta imagen que te dejo aquí, pregúntate en qué eres bueno, qué te gusta hacer, cómo lo puedes hacer, busca un propósito, puede ser uno pequeño, las metas son más sencillas de alcanzar si ponemos objetivos que podamos alcanzar, si sientes que no eres creativo, olvídate de eso, todos los seres humanos lo somos, si sientes que no hay nada que te motive, créeme debe haber algo, solo hay que buscar bien y seguro lo encuentras. Y si quieres hacer este camino junto a mí, ya viene un nuevo taller del camino del artista, solo tienes que enviarme un email a carolina@lacicla.net y con gusto te enviaré la información, o podemos hacer una video conferencia de 15 minutos donde seguro podré ayudarte a mirarte mejor. Porque finalmente, lo importante de emprender es prender desde adentro. 

Ser y creer en uno mismo.

2

En la vida si hay algo que he tenido que hacer es desaprender, desaprender lo que otros me dijeron de pequeña: no eres buena en eso, no eres suficientemente linda, eres un desastre, eso no se puede, las personas como tu no llegan allá y así. Tuve una infancia bastante desastrosa, cambiando de lugar constantemente, sin una familia estable y con un alto grado de violencia y abusos siendo muy chiquita.

Hace un tiempo iba en el subte y observé como una madre le decía a su hija de unos cuatro años, – no sirves para nada, mirá como te ensuciaste, no sabés ni comer bien -. Pensé en cuántas veces los adultos, convertimos a los niños en fuentes de frustraciones que no le pertenecen, o cuántas veces bajo la absoluta incapacidad por no haber sido amados sanamente siguen repitiendo el patrón y así lo que seguimos heredando es baja autoestima, maltrato, violencia, carencias y ausencia de amor. Esperé estar cerca de la próxima estación y me levanté y le dije: -perdón, sé que no es mi problema, pero si le repites todo el tiempo que no es buena para nada, se lo va a creer, capaz y si le dices que puede hacerlo, pueda aprender y sentirse más segura mientras va creciendo, la puedes motivar a hacer las cosas bien a través de palabras que la motiven-. Me miró sorprendida, y sus ojos se pusieron aguaditos, le di gracias al universo porque reaccionara así y no con rabia. Qué me pasó? Creo que me sentí identificada, me vi reflejada en esa niña.

Si algo he hecho en estos largos años de psicoanálisis, terapias, meditaciones, es desaprender, sí, como lo leen, desaprender, desaprender un montón de significantes que tenía sobre mí misma, una cantidad enorme de palabras y sensaciones feas sobre mi ser. Bruta, incapaz, pobre, estorbo, fea, tonta, idiota, estúpida, inadecuada, son algunas de las palabras que he tenido que desaprender frente al espejo y en el alma cuando me miro.

En estos últimos meses mi amiga la tana, que ha sido una ficha importante en mi crecimiento como mujer y ser humano (gracias amiga por ser y estar) me ha enseñado y recordado un mantra en el que repites “lo siento, te amo, perdón y gracias” hasta que tu alma se sienta mejor, o hasta que al menos no te repitas algo que no te hace bien.

El Ho’oponopono es un arte hawaiano muy antiguo de resolución de problemas. Ho’oponopono significa “enmendar”, “corregir un error”. Según esta filosofía, todo lo que aparece en nuestra vida es un pensamiento, una memoria y se presenta para darnos una oportunidad de soltar, de limpiar, de borrar.

Han sido años invertidos en sacar y cambiar todos esos sentimientos negativos y aprender mucho más sobre el amor. Para mí ha sido un trabajo constante en la búsqueda de mi plenitud y felicidad, fueron tantas cosas que me dijeron, sin entender bien lo que me decían, quizás porque a ellos también se las dijeron y no desaprendieron.

Podemos cambiar nuestra realidad todo el tiempo, justo ahora, en este momento, podemos decidir conectarnos con un estado más dulce, las cuatro frases de luz dichas desde el intento puro “lo siento, te amo, perdón y gracias” nos pueden ayudar a generar un presente más amable.

Durante las últimas semanas se me ha presentado una situación constante con diferentes personas de diferentes ambientes, y la verdad es que han sido bastantes dolorosas, por un lado mis expectativas (que es algo que uno no debería tener, sigo trabajando en ello) son distintas a la realidad. Hoy he decidido dejar de trabajar con personas con las que me vinculo desde una amistad. Estoy cansada de trabajar con personas con las que siento un vínculo amistoso y termino trabajando, asesorándolos, acompañándolos y la verdad, los últimos seis proyectos de este estilo han sido bastante desastrosos. No puedo culpar a nadie probablemente ambas partes tenemos responsabilidad en ello, pero ya lo hice seis veces seguidas, queriendo cambiar la fórmula y han llegado al mismo lugar, al final siento que serví de saco de boxeo para recibir un caudal de frustraciones porque no alcanzan el éxito en menos de un mes, porque están esperando milagros, porque se niegan a una estrategia, porque no pueden pelear con su socio y recibo las descargas yo, porque no tienen disciplina, porque subestiman el trabajo, entre otras. Entonces la decisión es no trabajar más con ese estilo de proyectos. Sory. Lo siento, perdonen, gracias, los amo.

A veces cuando pones límites otras personas se pueden ofender, te pueden atacar, sé que siempre hay cosas por mejorar en las comunicaciones y no se va puliendo con el tiempo, pero a veces por más claro que pongas todo y por más honesto que seas cuando al otro n le agrada lo que le planteas o no se obtienen los resultados que el otro sueña aunque tu hayas querido aclararle que las cosas van poco a poco y que no hago milagros, puede resultar nocivo y puedes terminar siendo el perfecto lugar donde pretenden depositar su negatividad, y bueno ante algo así, uno debe tomar distancia, aprender, reflexionar y evaluar qué se pudo haber hecho de otra manera.

Ser uno mismo quizás sea una de las grandes victorias que tenemos que alcanzar en este tránsito que es la vida, desaprender lo que no somos, que nada de lo que te dijeron o hicieron creer que no puedes hacer se quede en ti. O como dice mi otra amiga Mafe a quien también le agradezco profundamente acompañarme en mis procesos y alegrías, “eres mucho más de lo que te han hecho sentir que eras”.

Yo no sé si puedo transmitirles a través de mi texto lo que siento en este momento, no sé si puedan imaginar como el alma se expande y se contrae, porque aunque parezco fuerte, también soy muy frágil, porque me duele enormemente no llegar a buen puerto con personas que en algún momento me hicieron sonreír, pero en algunos casos es inevitable y no se puede hacer otra cosa “decir adiós es crecer”, lo que si sé, es que cada día me digo con más convicción que soy capaz de sostener relaciones de alegría en mi vida, honestas en mi vida, amorosas, cómplices, yo no me lastimo a través de mis vínculos, me permito amar y ser amada completamente, y si esto incluye mi aspecto laboral, tengo clientes con los que trabajo desde hace mucho, que no son mis amigos y las relaciones florecen continuamente, en el otro caso no me ha pasado, así que es hora – Querida Carolina – de dejar de trabajar con personas por las que sientes afecto, si eres mi amigo y vienes a pedirme que te ayude con tu proyecto, tendré que darte a leer esta nota. NO TRABAJO CON AMISTADES. LO SIENTO, TE AMO, PERDÓN Y GRACIAS.

Voy sanando los impedimentos, y a medida que eso sucede, más me siento merecedora de múltiples cosas maravillosas que me van sucediendo, porque por cada aprendizaje que no es tan dulce, encuentro un entorno que me abraza y si el entorno no aparece, tengo la capacidad de abrazarme a mi misma y me ocupo de hacer lo mejor para mi. Porque si tu mismo no lo haces, estoy segura que nadie lo hará por ti.

Ser tu misma, ser tu mismo, creer en ti, confiar en ti, eso ya es un gran éxito en la vida.