45492_10151431740867669_540099844_n

La cosa es así, uno sale de la ciudad en bici, se toma un tren y luego recorre unos 20 kilómetros para llegar a un lugar llamado Zárate.

Era un paseo con un grupo de amigos, lo que yo no sabía era lo que iba a descubrir de mí misma.

La carretera se abre ante ti y empieza un puente de 4 kilómetros, y fue ahí donde me dio, otra vez, el vértigo, la angustia, los nervios, lo desconocido, no saber cuánto va a durar.

Y fue de regreso que pensé en este texto, todo el tiempo estamos aprendiendo sobre la vida, es un infinito ir y venir, a veces la felicidad puede causar vértigo.

Uno está por allá arriba montado en una nube porque estás alcanzando mucho de lo que antes creías que no ibas a poder lograr, y se presenta: el susto, el miedo, la ansiedad. Empezar a lograr lo que te propones, es bastante complejo, hay que estar pendiente porque en cualquier momento sale el saboteador que hay en uno y puede paralizarte, hacerte regresar, detener tu camino y echar por la borda lo que te tomó tiempo y esfuerzo construir.

521588_10151431718522669_1956259398_n¿Cuántas veces no preferí regresar y perderme el paisaje que estaba al final del puente, por creer que no podría cruzarlo? ¿Cuántas veces nos quedamos en lo conocido y no salimos de nuestra zona de confort, porque no nos sentimos seguros? ¿Elegir cruzar o mejor quedarse y no atravesar ese temor gigante? Muchas.

Todos pasamos por ese momento, el de no atrevernos, el de la duda. En medio del puente me puse a pensar, ¿a qué se debe este vértigo y estas infinitas ganas de llorar y salir corriendo? A veces necesitamos un poco de apoyo, una mano que te brinde un aliento y te acompañe, a veces lo atravesamos en medio de la soledad, a veces en un grupo gigante que te genera seguridad. Sea el caso que sea, no te quedes inmóvil.

Sigue, continúa tu camino y atraviesa tus temores más grandes, no te rindas. Emprender un proyecto, iniciar una relación, empezar a estudiar. Si tienes una meta no permitas que ese puente gigantesco que se abre ante ti parezca más grande de lo que es.

Tal vez tengas que detenerte un momento y respirar profundo. Mirar a lo lejos esa imagen preciosa que no puedes tocar aún y pensar, si he llegado hasta aquí, ya hice la mitad. Tal vez tomes un breve descanso para mirarte adentro y revisar que todo está en orden para continuar.

Convertir tus sueños en realidad requiere una gran dosis de confianza en ti mismo, establecerte metas, observar tus fortalezas y debilidades, aceptarte a ti mismo y estar abierto al cambio. ¿Quieres cambiar de empleo? ¿Deseas generar un cambio en tu vida? ¿Te sientes infeliz? Inicia un plan de cambios, no te digo que te lances a buscar nuevas aventuras sin que antes lo hayas planificado, no pienses que no puedes cambiar, siempre puedes hacerlo, cree en ti y en tu potencial, cada mañana al despertar agradece lo que hace parte de tu vida y recuerda tus actitudes positivas, puedes decirlas en voz alta. Desde hace unos días vengo practicando y me digo, soy una persona feliz, con vínculos sanos, exitosa, inteligente y así, con humildad pero repitiéndome lo que quiero y puedo ser.

Estamos acostumbrados a repetirnos lo negativo insistentemente, inténtalo al revés, a ver qué pasa. Muévete del lugar en el que, 46631_10151431724262669_1859920088_naunque no estás cómodo, prefieres quedarte porque es más sencillo que levantarte y generar algo diferente. Intenta experimentar, ser un innovador de tu propia vida, quién sabe, vestirte distinto, descubrir nuevos sabores, si vas al cine siempre acompañado, prueba ir un día contigo mismo. Ve a un lugar donde normalmente no irías, abre los ojos a lo diverso. Si el próximo puente tiene 10 kilómetros de largo, estoy segura que aunque me dé vértigo, podré atravesarlo.

Crúzalo, lo más probable es que luego de lograrlo, puedas disfrutar de un nuevo paisaje y sientas que has aprendido algo nuevo, que la próxima vez no te costará tanto. Asumir nuevos retos es indispensable para superarnos, para desarrollar nuevas alternativas de vida, para creer, para elevar el autoestima, asumir retos más grandes y por supuesto, para encontrarte de otra manera con la felicidad.

Imágenes: PH. Manú Moschen

Anuncios

Qué piensas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s