Hay días que no pueden describirse de otra manera. Punto. Hay días que dices: veeersiale pana en serio te vas a dar tan duro? Bueno sí. Ayer me levanté con todas las ganas del mundo de hacer las cosas bien pero a medida que pasaba el día parecía más difícil mantener la energía en un buen estado.

Frustración 1: Planifiqué todo para llegar a un seminario temprano, el tránsito y la equivocación de un alguien al no entender que había que ir directo porque Bogotá es HARD CORE con el tráfico y hay que salir tres horas antes para llegar bien y ser cumplido, no me permitieron llegar a la hora deseada. Sumémosle que mientras voy en el Uber discuto telefónicamente con un (ahora excliente) porque habíamos quedado que para poder trabajar su estrategia necesitaba mirar las campañas de AdWords que viene haciéndole un freelance para ver qué anuncios y palabras claves son las que mejor funcionan, me había dado el ok y cuando me comuniqué con el pibe se armó un zafarrancho porque según el chico que le corre la pauta está prohibido que alguien más vea la campaña. Los que entendemos del tema sabemos MUY bien que Google siempre te muestra la campaña, que el cliente SIEMPRE debe/puede tener acceso a sus métricas, en fin se armó un kilombo y el cliente que parecía un tipo muy educado pasó de ser Dr.  Jekyll a Mr. Hyde y las cosas se pusieron graves. Menos mal que le vi esta cara a menos de una semana de laburar con él porque es la clase de cosas que es mejor ver antes. Él man no quiso entender que si alguien no te muestra la campaña, probablemente es raro, los dementes somos nosotros que queremos analizar su performance para hacer lo mejor de su marca. Bien bello pues.

Frustración 2: Al llegar al lugar del seminario, entendí que no valía la pena estar ahí ya que se trataba de algo de Social Media para gente más amateur, más universitaria, además el desorden de la organización y mis expectativas hicieron que me diera un mal humor horrible.

Frustración 3: Caribe está sufriendo de alopecia, tiene pérdida de pelo y aún no se sabe bien por qué puede ser el cambio de clima, la comida, el estrés, etc. Por lo tanto la noche anterior hice énfasis en que no puede salir de casa porque le estoy poniendo el tratamiento.

Frustración 4: Yo debo aprender que por más que le tenga cariño a alguien, estoy muy acostumbrada a vivir sola y el 99% de las veces que alguien se queda más de dos días como huésped en mi casa, termino sintiendo que desafortunadamente, aunque no sea su intención hay muchas cosas que se dan por sentado. A mí me gusta estar sola, tengo un TOC con el orden y pocas veces he encontrado a alguien con quien pasar muchos días sea agradable y sienta que hay coherencia de parte del otro. (Sí, quizás la insoportable soy yo, pero por eso no me gusta quedarme donde nadie y vivo sola, mejor dicho no le jodo la vida a nadie ni pretendo que alguien me sirva su casa a mis pies).

Frustración 5: Llego a casa a las 12 de la noche absolutamente agotada y al entrar lo primero que veo es una ventana abierta y por supuesto… Caribe no está. Empiezo a llamarlo, me lleno de impotencia e ira porque no entiendo por qué la ventana está abierta si la dejé cerrada. Y no sé dónde está Caribe, pero comienzo a sospecharlo, le pregunto al huésped de mi casa si abrió la ventana, o ya que él llegó temprano y sabía que Caribe no podía salir si se preocupó-ocupó de verificar si el gato andaba por ahí. Ooooooooobviiiiiiiioooooo que no. Porque nos chupa un huevo el entorno que nos da la bienvenida!

Frustración 6: Dónde está Caribe? Mi vecina que ha generado un vínculo muy especial con él, media hora después de que yo estuviera llamando a Caribe aparece con él. La chica, que me cae bien, pero que me parece que se zarpó ya ha hecho lo mismo otras dos noches, como yo llego tarde deja a Caribe durmiendo con ella, solo que cierran las puertas y ventanas, así que él -si es que quisiera porque ahora no sé si es que no quiere venir a casa lo cual obviamente me causa tristeza – pasa la noche junto a ellos que son una familia de cuatro.

Frustración 7: Quién abrió la ventana para que Caribe saliera? Quién deja al gato de otra persona en su casa durmiendo? cuando la última vez que pasó, el domingo en la noche le dije educadamente que no me gusta que Caribe se quede a dormir fuera? De verdad, todo bien con el cariño, muchas gracias, pero este es mi fuckin gato por el que he hecho bastantes cosas, que me traje de Buenos Aires y duerme en mi fuckin casa y me parece que NADIE tiene que abrir la ventanita de la casa ajena para sacar a la mascota de otro así te mueras de tristeza porque el gato está solo!! Él se la banca, pasa tiempo solo y así ha sido siempre y yo…. Yo no me banco llegar a casa y no encontrarlo, porque resulta que él es mi familia!!!

Frustración 8: Gracias totales, el huésped decide marcharse porque no puede entender que yo esté enojada. Ok (sí obvio para él yo soy una loca) después voy a prender mi compu y tiene la pantalla dañada. Quizás fue… Demasiado voltaje no?

En fin este post no es como ningún otro, hoy no vengo a escribir que si se puede, que la vida es mágica, que hay que hacer extraordinario lo ordinario, hoy no. Hoy vengo a decir que hay días de mierda. Momentos de mierda. Y no hay nada que hacer con ellos, solo esperar a que pasen y ya.

Así que… Sólo por hoy: Bancáme el desahogo loco!

Gracias.

Anuncios