A casi dos semanas de mi llegada a Bogotá puedo decir que siento que casi todo dentro de mí permanece intacto. Es extraño, he tenido que desplegarme de diversas formas, por ejemplo:

  •  Tuve que definir el que es mi hogar por tres meses rápidamente, ya que en un inicio contaba con que Caribe (mi gato) y yo nos quedaríamos en un lugar durante los primeros quince días, pero luego por diferentes razones y sin esperarlo resultó que no podría quedarse Caribe,  y yo  – que pena – pero sin Caribe no me voy a ninguna parte, si lo traje desde Buenos Aires no me iba a separar de él estando acá, entonces afortunadamente yo había hecho una excelente pre-producción de búsquedas de casas amobladas por Airbnb y otras redes de apartamentos temporarios y ya tenía varias cartas bajo mi manga, así fue como el domingo 11, tres días después de aterrizar, nos mudamos a nuestro hogar, la casa le pertenece a una maestra de yoga que esta por tres meses en Cartagena, tiene buena vibra, es grande, tiene buena luz y sobre todo se parece mucho a nuestro antiguo hogar, Caribe anda feliz, ya se mete a la casa de los vecinos y ya uno de ellos me contó que lo encontró muy campante acostado sobre su cama y ni se inmutó, afortunadamente mis vecinos de aquí también son buena onda y parece que Caribe se gana el cariño de la gente.
  • Llegada: El primer día que llegué Johanna Morales, actriz y productora de teatro, venezolana, radicada en Colombia desde hace años, a quien conocí cuando yo era productora de cine y tv en Venezuela, me invitó al estreno de la obra que actualmente produce: El Nombre. Aunque ese día estaba realmente agotada quise asistir porque simbólicamente, sentí que era llegar con buen pie, extrañaba el teatro colombiano, me llena de orgullo ver a Joha poniéndole tantas ganas y amor a lo que hace, me quito el sombrero (Y si me están leyendo en Bogotá no se pierdan la obra).22016-09-08-23-09-09-2

  • Bicicleta: Uff andar en Bogotá en transporte público me parece una tarea titánica, la cantidad de tráfico, la dificultad de entender las aplicaciones para tomar los sistemas de transporte, la cantidad de cuadras que hay que caminar, la verdad es que sé que ha mejorado su sistema de transporte, sin embargo todavía hay muchas que no entiendo, tengo que ir entendiendo mejor todos los circuitos. También busqué una solución y me compré una bicicleta, mis bicicletas Romeo y Samba cubrieron la inversión de mi nueva bici que se llama Pampa “La wachita”, es una fixed hermosísima. Ir a comprarla fue toda una aventura de la que seguramente les hablaré después.
  • Seguridad: Todo el mundo desde que llegas te martilla la cabeza con el tema de la seguridad, entonces la verdad es que aún ando bastante paranoica, es extraño porque cuando he llegado a habitar ciudades que no conocía no le tenía miedo ni desconfianza a nada, ahora que estoy en la ciudad que me vio nacer, la verdad es que ando bastante cautelosa, eso no me agrada, quisiera sentir que puedo caminar tranquila, relajada, sé que siempre hay que estar pilas, pero no me gusta andar paranoica, así que como una de las cosas que más me asustan es andar en mi hermosa bici, la voy a asegurar así andaré relajada, en Buenos Aires también tenía la bici asegurada.
  • Comida: Oh por Dios!!! No puedo creer toooodas las frutas que hay, los quesos, tooodo por qué será que siempre encuentro una excusa para seguir deleitándome de miles de sabores, necesito cerrar el pico chicos!
2016-09-08-20-40-59
Ajíaco preparado por Luz la esposa de mi padre: DELICIOSO. 
  • Cordialidad: Oh divino tesoro, la gente te dice buenos días en la calle, son muy cordiales, educados y amables, te atienden en un restaurant sencillo como si fueras una reina, eso, eso me encanta de esta ciudad.
  • Viveza: Por supuesto no puede faltar la viveza criolla, más de un taxista me ha querido cobrar de más, si pides un domicilio (delivery) tienes que estar muy mosca con el vuelto, el otro día uno casi se queda con diez mil pesos de vuelto pero me avivé y así, siempre hay que estar en la jugada.
  • Amigos: Siento como si estuviera haciendo dates con mis amigos como hacía en Buenos Aires, voy viendo poco a poco a las personas que aprecio, y como siempre suelen existir esos personajes que verás más seguido, en el caso de Bogotá parece que Señor Álons, una banda que manejaba hace 6 años cuando vivía aquí es el circulo de amigos mas confidente que tengo aquí, mi primera resaca (de esta etapa) colombiana se la debo a ellos, también un delicioso asado, muchas risas  buena música, vamos a estar desarrollando su propuesta musical y eso me entusiasma. Y también hice nuevos amigos gracias a mi amigo Edgar que vino un día de Medellín, a través de él conocí a Jen una niuyorkina rebuena onda que vive aquí y está casada con Julián un botánico colombiano, – tiene un trabajo hermoso está haciendo un inventario de las plantas que hay en el país – ellos se conocieron en Brasil y llevan como diez años casados, con ellos he compartido mis viernes y me alegra porque entienden mi sensación de ser de todas partes, también vivieron en Argentina así que esto de ser globalizadísima lo puedo compartir con ellos y me ayudan a entender varios tópicos de mi nueva (natal) ciudad.
  • Acento: Tengo una mezcla que según quien me escucha decide que puede definir de dónde soy, los colombianos tienden a creer que soy venezolana, uruguaya, chilena o argentina, los venezolanos me dicen que tengo muy trancadito el acento rolo, y la gente que no me conoce no sabe de dónde soy, ya está lo vuelvo a decir, yo soy latinoamericana que me dejen de poner fronteras y que me dejen ser de muchos equipos de fútbol.
  • Familia: Y qué querés que te diga? Pude ver a mi mamá que vino de Caracas, pude estar en el cumple de mi abuela, he compartido tiempo con mi padre, y aquí voy, quizás de las relaciones más complejas que suceden en la vida son las que estableces con tu familia, es bastante particular, lo que puedo entender con las manos a plenitud es que soy una mujer que toma sus decisiones, independiente y capaz de determinarse y hacer las cosas por sí misma, quizás  esa sea una de las ecuaciones que me costaron más entender en la vida, pero me siento satisfecha y feliz de saber que mi vida está en mis manos y que todo lo que recibes es parte de un Bonus Track que no tenías contemplado, mientras menos expectativas menos decepciones, y entre más sueltas parece que más viene.
  • Desapego: Wow! No saben lo feliz que me siento de andar bastante ligera, mis objetos materiales se han reducido a prácticamente lo mínimo que uno necesita, se que podría vivir aún con menos objetos materiales, sin embargo me desapegué de una gran parte de mis objetos personales, mis grandes tesoros son mi cuadro de elefante, mis diarios y un par de libros, por lo demás con la ropa que elegí me ha ido bastante bien, me doy cuenta que me he convertido en una mujer más práctica, me gusta ser concreta, organizada y saber que no necesito demasiado para estar bien.
  • Negocios: Bueno pues no me han llamado de ninguna agencia/empresa para entrevistarme para algún empleo en relación de dependencia, he aplicado para algunas solicitudes (porque dentro de todo nunca está de más), la buena noticia es que no llevo ni dos semanas en Bogotá y ya tengo dos marcas a las que les voy a realizar todo su marketing digital, sumadas a las tres que mantengo de Argentina, estoy bien, estable y contenta, tal vez el camino sea hacer que LACICLA siga creciendo y poder trabajar a nivel remoto la mayor parte del tiempo. Eso sí esto implica que tenga que ser sumamente organizada con mis horarios, objetivos y honorarios.Processed with Snapseed.

Y bueno así vamos, es un breve resumen de lo que han sido estas dos semanas en Bogotá, aún no me siento lejos de Baires, será porque mi vida sigue bajo un ritmo similar, será porque los siento cerca a todos mis afectos, será que como es la primera vez que me mudo con tanta tecnología a mi alcance me siento conectada todo el tiempo con todo lo que amo… quién sabe pero me alegra que sea así.

Si tu/vos te has mudado de país o de ciudad, me puedes contar cuáles han sido tus sensaciones en el primer mes de vivir en otro lugar?

Abrazos.

Caro.

Anuncios